Disfrutar de una temperatura agradable y estable tanto en verano como en invierno contribuye al confort climático. La correcta climatización crea un entorno cómodo.

La climatización depende en gran medida del grado de aislamiento de la vivienda y de su orientación. En función del aislamiento de los muros exteriores, de cómo estén selladas puertas y ventanas, de si disponen de cristal simple o doble se aislará más o menos la casa. En cuanto a la orientación, las habitaciones que dan al sur reciben más sol en invierno y son más fáciles de climatizar; mientras que las de orientación norte en verano son las más frescas.
Las opciones entre las que escoger son variadas y a prueba de distintos bolsillos.

A continuación brindamos un sistema de cálculo del balance térmico automático, con el cual podremos orientarlo de acuerdo a las caracteristicas del lugar a climatizar.

© 2017 CORMAY. Todos los derechos reservados.